Ir al contenido principal

Nosotros Checos, Tomáš Míka



Publicado con el consentimiento del autor



¡La verdad prevalece!
Porque nosotros Checos somos avispados
Porque nosotros Checos somos sacatones
Porque nosotros Checos somos héroes sin temor y sin tacha
Porque nosotros Checos somos perseguidos por el destino
A nosotros Chequitos nada nos toma por sorpresa
Nos robamos hasta los calcetines
y todavía nos hace gracia
A nosotros Checos nos da miedo contradecir a la autoridad
Nosotros Checos le dimos al mundo el robot los lentes de contacto
Jan Amos los prácticos Škoda los pepinillos de Znojmo Milan Kundera y
muchos otros inventos sin los que hoy la humanidad volaría
imperceptible en cazas invisibles despedazados por semtex

Somos el país de los Masaryk
Somos el país del maestro Jan
Somos el país oculto en cantinas de sótano de la ciudad de Tábor
con el rosario atado a la muñeca

Nosotros Checos no somos gitanos polacos judíos
Nosotros Checos somos Austriacuchos que hablan checo
En las calles de la capital se pueden conseguir bábushkas rusas
Tenemos el idioma más hermoso del mundo puesto que como nadie
sabemos decir “ř”
Somos los que más tomamos cerveza y con la ayuda de los aliados (que
antes nos habían traicionado) los que más desterramos alemanes de
los Sudetes
A muchos de ellos con justa razón los violamos matamos a tiros y
arrojamos al Elba
¡Grrr! ¡Sobre ellos!
Somos el país de los Palach
Nuestra naturaleza es columbina
Erigimos túmulos estamos orgullosos y dentro de nosotros corre sangre
celta
Todas nuestras revoluciones son de terciopelo
Todas las defenestraciones las sobrevivimos sobre estiércol
Por cada Checo un músico
Por cada Checo un cosmonauta un comunista un futbolista y un
hockeyista
La mitad de nosotros es incluso tenista
La sabiduría popular de los Checos no la supera la sabiduría popular de
nadie
Sabemos exculparnos por el bombardeo de nuestras ciudades
La zona gris no fue al final algo tan malo
Somos un país civilizado y no tenemos euro
Gozamos de los beneficios que brinda el gin-seng y el schen-gen
Somos diminutos pero cual leones golpeamos las rejas
Tenemos Praga y en ella el mejor zoo del mundo
La cerveza de Plzeň es la mejor cerveza producida en Polonia
Somos demócratas por cualquier lado que se quiera ver
Negro es nuestro humor
Legendaria la auto-ironía
Con gusto arruinamos nuestro propio nido
Pero ¡ay! si lo arruina otro:
empuñamos la maza y en la cantina nos ponemos hasta las manitas
Somos la bestia risueña
La verdad prevalece
Sabemos padecer hacer heil firmar peticiones y antipeticiones somos
trepadores sabemos qué cuándo y cómo y hablamos a través de
todas las lenguas de la torre de babel
Siempre vemos todas las cintas de hollywood dobladas al checo
Hasta el día de hoy podríamos leer sin traducción a nuestra propia
Abuela y su menú de knedliky
El Viejo Caminata, el que más nos vertió de su real e imperial alcancía
para la Capilla Dorada
En la casa donde nació nuestro único galardonado con el premio Nobel
de literatura
se encuentra el bar Boulder v síti con un muro para escalar

Noventa y nueve coma tres por ciento de los Checos son poetas
De esos noventa y nueve coma ocho líricos
Todos somos buenos para esquiar y todas somos buenas para la
geografía
Sabemos dónde queda Ulán Bator
Muchos Checos son pescadores
La tradición pesquera en Bohemia es larga y notable
Los regalos nos los trae el Niño Jesús y sabemos preparar sushi de carpio
Lo que otros logran el Checo lo logra mejor
Hemos estado en todas partes sabemos de todo nacimos en el cine
y somos capaces de hacer trabajos de todo tipo
Llevamos moñito de puntitos
¡Con calma! y ¡Hacia Belgrado!
Tenemos el cementerio Slavín
Somos el país de los Karel el IV Havlíček Čapek Gott Kryl
Algunos de nuestros anacoretas humillaron con su erudición
a los anacoretas de otras tierras

Algunos de nuestros filósofos han sido presidentes y a algunos
de nuestros filósofos los hemos martirizado (en esto nos
semejamos a los antiguos griegos)
Siempre hemos sabido oponernos a nuestros opresores
¡La verdad prevalece!
¡Somos Checos! ¡Nunca nos rendimos!
Copulamos más y mejor que otros países
Y nuestros curas son los que mejor saben
contárselo a la gente
Los verdaderos héroes de la tierra checa se esconden en los canales
poco sintonizados
Sobre las pistas alpinas de Bresanona recitamos la elegía tirolesa

Nuestra región aunque pequeña en extensión brinda muestras de
los paisajes del mundo entero con excepción del mar y la sabana
africana
Tenemos las mujeres más hermosas
Muchos Checos han padecido crueldades de parte de otros checos
Muchos otros Checos mientras tanto asaban salchichas en la fogata y
escuchaban la radio
Los Checos más sobresalientes han sido Freud Mahler Rilke Kafka Jean
Marais y Krteček
En la canción Yellow Submarine en checo se dice “por favor, no respire”
En el saludo decimos ahoj como los marineros ingleses y chau como los
esclavos romanos de Eslovenia
Los Checos bailan polka
Porque nosotros Checos somos die Simulantenbande
Todos conocemos Mi patria y al mismo tiempo gimoteamos: “¿Dónde
está mi hogar?”
Lamemos la Smetana del Dvořák
Resulta tan asombroso lo Grande que es el diminuto hombre checo


Trad. Jorge Simon


Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseñas deshilachadas: "Pájaros en la boca", Samanta Schweblin, Almadía, cuentos, 157 pp.

En una de mis visitas cotidianas al Instituto Cervantes de Praga me encontré hace algunos meses una nota en el tablero de anuncios invitando al público a una tertulia literaria. Se prometía la asistencia de Samanta Schweblin, la "reina del cuento fantástico del Río de la Plata".  Nunca había oído el nombre y el eslogan me pareció desmesurado, rayando en lo blasfemo. Por una razón u otra no asistí al evento, pero poco después un amigo me facilitó el libro, cuya traducción checa era el motivo del convite literario en la feria de Holešovice, que ahora me propongo comentar.  Vamos de nuevo, ¿ qué carajos es la literatura fantástica? Cito a wikipedia, que cita a Todorov: "En la clásica Introducción a la literatura fantástica, Tzvetan Todorov definió lo fantástico como un momento de duda de un personaje de ficción y del lector implícito de un texto, compartido empáticamente. Los límites de la ficción fantástica estarían marcados, entonces, por el amplio espacio de lo m

Historias de cronopios y de famas / Manual de instrucciones - Prólogo, por Julio Cortázar

Catecismo frecuente de este tecleador, cuya lectura le ha provisto de una escama protectora contra esta maraña "que se proclama mundo", el texto que sigue es una nítida muestra de lo que se denomina "cortaziano". No deja de sorprenderme. La tarea de ablandar el ladrillo todos los días, la tarea de abrirse paso por la masa pegajosa que se proclama mundo, cada mañana topar con el paralelepípedo de nombre repugnante, con la satisfacción perruna de que todo esté en su sitio, la misma mujer al lado, los mismos zapatos, el mismo sabor de la misma pasta dentífrica, la misma tristeza de las casas de enfrente, del sucio tablero de ventanas de tiempo con su letrero "Hotel de Belgique" . Meter la cabeza como un toro desganado contra la masa transparente en cuyo centro tomamos café con leche y abrimos el diario para saber lo que ocurrió en cualquiera de los rincones del ladrillo de cristal. Negarse a que el acto delicado de girar el picaporte, ese acto por el cual

Comentario a "La insoportable levedad del ser" de Milan Kundera

La insoportable levedad del ser puede parecer a primera vista sólo una novela de las relaciones humanas. Más exactamente, de las relaciones amorosas de los hombres. Y es que la compleja trama de amores, deseos, infidelidades y desengaños entre los personajes que el texto presenta resulta tan seductora que no es fácil percatarse de la enorme riqueza temática que se esconde tras este cuadro. ( Delante de la mentira comprensible hay una verdad incomprensible , podemos decir con uno de los personajes.) Lo dicho: no es éste el único tema, pero sí el más evidente dentro de la novela. El amor, sus motivaciones, sus derroteros, sus vaivenes, sus perversiones. El autor muestra una realidad sólo para algunos evidente: el amor no es en absoluto aquel sentimiento idílico y trascendente que otros intentan privilegiar. Es un tanto más complejo. Tal complejidad puede sintetizarse en una elección: el peso o la levedad; el amor o la sexualidad. Cada uno tiene la palabra. La novela es el relato de